Archivo de la etiqueta: Zumo

Zumo de Shiso Rojo – Aka Shiso No Shiruke

Ésta receta está dedicada a la Sensei Hiroko Shimbo. Para mi, es un referente en la Cocina Japonesa…. Sus conocimientos, la forma que tiene de transmitirlos, su amabilidad y humildad hacen que para mi sea un ejemplo a seguir.

Los últimos días había leído un par de cosas acerca de la diferente forma de comportarse los chefs japoneses y los occidentales… la humildad o el ego… la amabilidad o el malhumor… Transmitir o simplemente cumplir… En ocasiones, me atrevo a consultarle mis dudas a Hiroko San, y puedo decir que SIEMPRE ha contestado, muy amable, extremadamente educada y siempre dispuesta a compartir sus conocimientos y aclarar mis dudas. Desde mi mayor respeto, la considero mi Sensei. Gracias por orientarme.

Shiso verde huerto

Éste año por fin hemos tenido Shiso, además en sus dos variedades, verde (Ao Shiso o Aojiso) y roja (Aka Shiso o Akajiso). Aquí lo conocemos como Perilla y también con el nombre de Albahaca Japonesa. Con la variedad roja haremos un refrescante zumo, cargado de antioxidantes y con un precioso color rojo. Nuestra amiga Sonoko Inoue nos trajo las semillas desde Japón, y nuestros amigos “huertanos” Ruth y Julian, lo cultivaron con todo su cariño en su pequeño huerto…

La primera vez que he hecho éste zumo, experimente una agradable sorpresa…

Aka Shiso

El Shiso Rojo o Aka Shiso debe su color a la Antocianina, un pigmento hidrosoluble del mismo tipo que hace que la col lombarda sea morada…

Además de las propiedades como colorante natural, la antocianina ayuda a prevenir y reducir las enfermedades coronarias, tiene efectos antitumorales y anti-inflamatorios también mejora la agudeza visual. Tiene una gran actividad antioxidante. El Shiso es también antihistamínico. Debido a sus propiedades antibacterianas y antisépticas el Shiso es un ingrediente básico cuando se emplea pescado crudo en la Cocina Japonesa, donde no puede faltar en ningún plato de Sashimi.

Para 500 cl. De zumo necesitaremos:

– 25 gramos de hojas de Shiso Rojo.

– 30 gramos de azúcar.

– El zumo de medio lilmón.

– ¼ de cucharadita de sal.

– Miel (optativa).

1.- Frotamos las hojas de Shiso con la sal. Aclaramos con agua y reservamos.

2.- En 500 cl. de agua añadimos el azúcar y llevamos a ebullición.

Shiso Cociendo

3.- Incorporamos las hojas de Shiso, removiendo y hundiendo las hojas de vez en cuando durante 5 minutos.

4.- Retiramos las hojas y las escurrimos. El zumo obtenido, de un color verde intenso, lo colamos para eliminar impurezas.

Caldo verde

5.- Añadimos el zumo de limón… y de pronto, ocurre la magia, el jugo que era de un verde claro intenso… ¡Cambia a un bonito color rojo!… Os aseguro que era como un niño con zapatos nuevos. Me había quedado un poco decepcionado porque el jugo de la cocción no era rojo… pero cuando el limón entró en contacto con el zumo, la reacción fue inmediata… Era rojo!!… Yo comencé a reír y a dar saltos…

Caldo Rojo

6.- Servimos en una proporción de 1 parte de zumo por 3 partes de agua (hielo incluido).

Shiso No Shiruke

*Si se desea se puede añadir un poquito de miel. A mi personalmente me gusta adornarlo con una hoja de Shiso, vestirlo un poquito y que contrasten los colores…

*Conservar el la nevera tres días máximo. Si lo guardamos en un recipiente esterilizado, puede conservarse 2 semanas.

El zumo me recuerda un poco al Nestea, pero más suave… muuuuy refrescante…

El próximo objetivo será preparar un vinagre de Umeboshi para la siguiente receta con Aka Shiso.

 


Cocinando con Las López – Mini Sandías

En Agosto vamos a entretener a los niños… jugaremos con la comida!

Cocinando con Las López vuelve a la carga!…

El primer juego con comida va ha ser una variación de la receta de Kanten de zumo de frutas.

Para el Kanten o gelatina, necesitaremos agar-agar, dos limas, una naranja, azúcar, sésamo negro y colorante alimentario.

1.- Pondremos 25 gramos de agar-agar en remojo. Despues de unos 15 minutos, tiramos el agua, escurrimos las hebras de agar-agar y volvemos a añadir agua. Aproximadamente un vaso.

2.- Partiremos las limas siguiendo la dirección en vertical que nos marcan los gajos. Una vez exprimidas con cuidado de no romper la corteza, vacíaremos los restos de las pieles de los gajos que aún se encuentren adheridos a la piel.

3.- Colocaremos varias semillas de sésamo en el fondo de la media corteza de lima.

4.- Exprimiremos el jugo de la naranja y lo añadiremos al que habíamos reservado de lima. Añadimos 6 cucharadas pequeñas de azucar. y colorante alimentario rojo y amarillo. Yo he puesto unas 10 gotas de rojo y 5 de amarillo.

5.- Llevaremos a ebullición el agua con el agar-agar y bajaremos a fuego bajo… dejaremos que se disuelvan las hebras de agar-agar, dejaremos 5 minutos más y añadiremos poco a poco el zumo coloreado.

6.-Dejaremos otros 3 minutos y con ayuda de un dosificador o un cazito, llenaremos con cuidado las cortezas de lima hasta el borde. Con un palillo removemos un poco la gelatina para que se distribuyan las semillas de sésamo.

7.- Dejamos reposar hasta que haya cuajado y las dejamos en el frigorífico hasta la hora de servir. Entonces cada media cáscara de lima la cortaremos por la mitad, para que parezcan las rodajas de mini sandía.

El resultado es una gelatina con 3 sabores… dulce del azúcar, ácido del zumo y con un toque final amargo aportado por el contacto con la piel interior de la corteza.

Pequeñas mini sandias ácidas y refrescantes…

*Con estas cantidades tenemos Kanten suficiente para hacer las mini sandias y llenar otro pequeño recipiente. Yo siempre aprovecho toda la gelatina sobrante cuando empleo moldes, úsandola en moldes improvisados cono pequeños tupper o vasitos. Siempre viene bien una pequeña reserva de gelatina teniendo peques en casa…

** Yo he apoyado las cortezas contra una superficie vertical y he puesto un pequeño cuchillo para sujetarlas y que no se muevan al verter la gelatina líquida. Deben quedar niveladas lo más posible, para que el líquido llegue bien alos bordes por igual.

Aquí podeis encontrar la receta del Kanten o Gelatina con más detalle.