Archivo de la etiqueta: Sandía

Cocinando con Las López – Mini Sandías

En Agosto vamos a entretener a los niños… jugaremos con la comida!

Cocinando con Las López vuelve a la carga!…

El primer juego con comida va ha ser una variación de la receta de Kanten de zumo de frutas.

Para el Kanten o gelatina, necesitaremos agar-agar, dos limas, una naranja, azúcar, sésamo negro y colorante alimentario.

1.- Pondremos 25 gramos de agar-agar en remojo. Despues de unos 15 minutos, tiramos el agua, escurrimos las hebras de agar-agar y volvemos a añadir agua. Aproximadamente un vaso.

2.- Partiremos las limas siguiendo la dirección en vertical que nos marcan los gajos. Una vez exprimidas con cuidado de no romper la corteza, vacíaremos los restos de las pieles de los gajos que aún se encuentren adheridos a la piel.

3.- Colocaremos varias semillas de sésamo en el fondo de la media corteza de lima.

4.- Exprimiremos el jugo de la naranja y lo añadiremos al que habíamos reservado de lima. Añadimos 6 cucharadas pequeñas de azucar. y colorante alimentario rojo y amarillo. Yo he puesto unas 10 gotas de rojo y 5 de amarillo.

5.- Llevaremos a ebullición el agua con el agar-agar y bajaremos a fuego bajo… dejaremos que se disuelvan las hebras de agar-agar, dejaremos 5 minutos más y añadiremos poco a poco el zumo coloreado.

6.-Dejaremos otros 3 minutos y con ayuda de un dosificador o un cazito, llenaremos con cuidado las cortezas de lima hasta el borde. Con un palillo removemos un poco la gelatina para que se distribuyan las semillas de sésamo.

7.- Dejamos reposar hasta que haya cuajado y las dejamos en el frigorífico hasta la hora de servir. Entonces cada media cáscara de lima la cortaremos por la mitad, para que parezcan las rodajas de mini sandía.

El resultado es una gelatina con 3 sabores… dulce del azúcar, ácido del zumo y con un toque final amargo aportado por el contacto con la piel interior de la corteza.

Pequeñas mini sandias ácidas y refrescantes…

*Con estas cantidades tenemos Kanten suficiente para hacer las mini sandias y llenar otro pequeño recipiente. Yo siempre aprovecho toda la gelatina sobrante cuando empleo moldes, úsandola en moldes improvisados cono pequeños tupper o vasitos. Siempre viene bien una pequeña reserva de gelatina teniendo peques en casa…

** Yo he apoyado las cortezas contra una superficie vertical y he puesto un pequeño cuchillo para sujetarlas y que no se muevan al verter la gelatina líquida. Deben quedar niveladas lo más posible, para que el líquido llegue bien alos bordes por igual.

Aquí podeis encontrar la receta del Kanten o Gelatina con más detalle.

Anuncios