Archivo de la etiqueta: Ebi

III Cena Ronin

A comienzos de Octubre, celebramos la III Cena de la Asociación Ronin.
Casi el 50% de los comensales, habían participado en la II Cena Ronin, y tenían ganas de más… Sentados a la mesa dos blogueros: Jose Angel Gilabert, uno de mis primeros alumnos y Javier Urueña que no se pierde una…

En esta ocasión al pensar el menú, decidí prescindir casi totalmente de servir Sushi, y me decidí por algunos platos que no había presentado aún en público.

2013-10-03-058

Como aperitivo servimos Ingen Goma-ae. Las judías largas chinas tienen un sabor ligeramente dulce que combina muy bien con la salsa de sésamo que las acompaña. Ligeramente cocidas, conservan esa textura crujiente y un bonito color verde. Se pueden utilizar cualquier verdura cocida de temporada con la misma salsa.

La cena transcurría muy divertida. Todos éramos Ronin y estábamos como en casa… me encanta ese ambiente tan especial que se crea en las cenas Ronin.

Ebi Chili

Lo siguiente en salir a la mesa fueron las gambas con chile y jengibre (Ebi Chili). Casi lo primero que notas es el aroma del jengibre… las gambas se mantienen suaves y tiernas al haberlas cocinado muy poco… y al final te queda el suave gusto del chile (añadido con moderación). Creo que es un error añadir demasiado picante (o cualquier otra especia) a los alimentos, no tenemos que enmascarar los sabores de los alimentos, sino potenciarlos.

Mientras terminaban las Ebi Chili, preparamos Renkon en Tempura. Renkon es la de raíz de loto… Me encanta el suave aroma que desprende esta raiz al cortarla, su textura, su sabor, e incluso su forma. La raiz de loto presenta unos canales presentados radicalmente y cuando se corta en rodajas muy finas, nos ofrece unos bonitos agujeros colocados en círculo. Si lo encuentras en alguna tienda, busca raices claras y limpias, sin manchas de color gris azulado o negro, que se note dura al tacto y que sea pesada. Córtalo todo lo fino que puedas si lo vas ha hacer en Tempura. Suelen venderse envasadas al vacio. No hay que pasarse con el tiempo de fritura del Renkon, ya que adquiere una textura blanda. Se puede acompañar con la clásica salsa para Tempura.

Jose Angel Gilabert repartía su tiempo en degustar los platos y fotografiarlos. La gran parte de las fotos de esta entrada, son suyas. Gracias amigo por el “publireportaje”… No podeís pasar por alto el blog de Jose Angel. “mirecetario.es“, donde encontraréis un montón de cosas ricas. La foto-fotomontaje es de Alicia Gracia.

934013_10200552872415582_578324409_n

La única incursión con Sushi fue el Takomeshi. En esta ocasión lo preparé con Sushi en lugar de con Gohan. Utilizar el arroz aliñado con vinagre en lugar de arroz solamente, le añade un punto de dulzura extra que combina muy bien con sofrito en aceite de sésamo del jengibre y la cebolleta china que acompañan al pulpo cocido cortado en finos trozos. Se termina de preparar espolvoreando semillas de sésamo tostado y un toquecito de pimienta.

970380_10200552872895594_1542592788_n

El cerdo Tonkatsu fue el siguiente plato. El cerdo se prepara empanado en Panko, quedando jugoso y tierno por dentro. Es imprescindible que los filetes de cerdo tengan un buen grosor para que no se queden secos. Con este plato siempre dudo si acompañarlo con la tradicional salsa Tonkatsu, si alternarla con la salsa Asari o simplemente comérmelo tal cual y prescindir de las salsas… Me encanta el contraste de la suavidad de la carne y el crujiente del rebozado… ñam-ñam…

1235113_10200552873295604_1105844800_n

Por último anchoa del Cantábrico en salsa Teriyaki… brillantes, dulces…

1378214_10200552873535610_249640444_n

Al final, la cabra tira al monte y no pude evitar prepararles un maki de gamba en Tempura con judias chinas y salmón, marcando el final de la cena.

Victoria a mi lado en los fogones, haciéndomelo todo fácil, mucho más fácil, disfrutando juntos y disfrutando con vosotros.

1385230_10200552873735615_1770345807_n

Un placer, un gusto y un disfrute cocinar para vosotros…

Ya tenemos en marcha la IV Cena… ¿Quién se apunta?


Korokke – コロッケ

Korokke… la humilde y sin embargo sabrosa croqueta, pero como no podía ser de otra manera, desde el punto de vista japonés. Los japoneses suelen hacerlas bastante más grandes que nosotros, con las cantidades de ingredientes que anoto, salen 4 croquetas, pero podéis hacerlas del tamaño que más os gusten. En éste caso las hacemos de gambas y palito de cangrejo, pero podéis utilizar otros ingredientes.

Ingredientes para 4 croquetas:
– 200 ml. de leche.
– 2 1/2 cucharadas de harina.
– 30 gramos de mantequilla.
– 6o gramos de gambas.
– 2 palitos de cangrejo.
– 4 ajos tiernos no muy gruesos.
– 1 cucharada de vino blanco.
– Aceite de oliva y aceite de sésamo.
– Pimienta negra en polvo.
– Eneldo.
– 1 huevo.
– Panko.

1.- En una sartén, ponemos a fuego lento la mantequilla y la deshacemos. Añadimos la harina poco a poco, mezclando bien para evitar grumos. Hacemos lo mismo con la leche. Añadimos pimienta y eneldo al gusto. Obtenemos una pasta cremosa que reservamos para luego.
2.- Retiramos la cabeza y el intestino de las gambas. Reservamos las cabezas. Picamos las gambas y los palitos de cangrejo.
3.- Picamos finamente los ajos tiernos, desechando la parte verde. Los colocamos en una sartén a fuego lento con un poquito de aceite de oliva hasta que estén dorados.
4.- Retiramos los ajos tiernos y en la misma sartén añadimos unas gotas de aceite de sésamo, incorporamos las cabezas de las gambas y las salteamos durante un minuto. Así aromatizamos el aceite de la sartén. Añadimos el vino blanco y dejamos 20 segundos.
5.- Ponemos en la sartén las gambas troceadas, y salteamos un poquito hasta que cambien de color. Añadimos el palito de cangrejo y los ajos tiernos y removemos todo.
6.- Mezclamos todo con la masa de las croquetas. Lo pasamos a una fuente, y dejamos en la nevera durante 20 minutos.
7.- Nos mojamos las manos con un poco de aceite para evitar que se pegue la masa de las croquetas.
8.- Preparamos un plato con harina, otro con el huevo batido y otro con el pan rayado japonés (Panko)
9.- Las pasamos por harina.Después por el huevo batido, y por último por el Panko.
10.- Ponemos aceite de oliva en la sarten. Si metemos la punta de unos palillos y desprenden pequeñs burbujas, la temperatura es la correcta.
11.- Freímos las croquetas unos 30 segundos. Dependiendo de si las congelamos y del tamaño, el tiempo que deben permanecer las croquetas en el aceite, variará… Sacamos las croquetas y las colocamos sobre papel absorbente.

El Panko, le dá una cubierta diferente a las croquetas, ya que éste pan rayado típico japonés, es de una textura más gruesa, similar a pequeñas astillas de pan.

Disfruten de sus Korokke!!

* En la foto podemos ver Korokke acompañadas de Piña en Tempura con jamón y una ensalada aliñada con zumo de lima y sésamo con salsa de soja.