Archivo de la etiqueta: Comida a domicilio

Salsas para Sushi y Sashimi

Hoy vamos de salsas… salsas que podemos utilizar con el Sushi o con el Sashimi. Casi todas tienen un elemento común: La salsa de Soja o Shoyu. Otros ingredientes que debemos conocer y tener preparados para elaborar las salsas son el Vinagre de Arroz o Zu, el Mirin (Vino dulce de baja graduación, empleado para cocinar) y el Sake.

SALSA PONZU
– Zumo de cítricos.
– Konbu. Un trocito de 5 x 5 cm.
– Salsa de soja.
– Vinagre de Arroz.
– Mirin.

Salsa Ponzu

La Salsa Ponzu es una mezcla de zumo de cítricos con salsa de soja. Las salsas ya preparadas pierden el aroma a limón, por eso, al hacer Salsa Ponzu es importante mantener el aroma de los cítricos y hacer el preparado suave. En algunas variedades de cítricos es importante pelar la piel antes de obtener el jugo, porque los aceites y alcoholes que contiene la piel pueden dar por resultado un zumo con sabor amargo.

En la receta original se emplean cítricos japoneses, como Yuzu, Sudachi o Kabosu, pero los podemos sustituir por una combinación de limón y pomelo. Además necesitaremos: Salsa de soja, Vinagre de arroz, Alga Konbu y Mirin.
Pondremos una pieza de Konbu de 5 x 5 cm en una cacerola pequeña. Añadiremos 3/4 de un vaso de agua fría. Lo llevamos a ebullición, y pasados 30 segundos removemos el Konbu y añadimos 3 cucharaditas de Mirin, Mantenemos la ebullición 30 segundos y dejamos enfriar.
Exprimimos el cítrico y filtramos la pulpa. El limón y el pomelo deben de ser pelados antes.

Para un vaso de salsa de soja, añadir 1/3 vaso del zumo de cítrico, 3 cucharadas de la mezcla, 1 cucharada de vinagre de arroz y remover bien. Dejar la mezcla en la nevera durante unas horas antes de utilizar.

SALSA PICANTE PARA SUSHI
– Mayonesa.
– Aceite o salsa de chile.
– Opcional: Ichimi, Shichimi, Huevas de pescado.

La Salsa Picante para Sushi es usada en muchos Maki estilo fusión. Consiste en mayonesa japonesa y condimento de chiles rojos picantes. Hay dos variantes de la Salsa Picante, puedes elegir la que prefieras. La mayonesa japonesa sabe diferente al resto de mayonesas por el hecho de que está elaborada con vinagre de arroz, pero se puede usar cualquier otro tipo de mayonesa. El aceite de chile usado es también japonés. Los aceites de chile de origen chino suelen tener un aroma más acentuado a aceite de cacahuete y puede desequilibrar la salsa. También puedes usar Salsa Sriracha de Thailandia. Esta salsa se elabora con vinagre, chiles rojos, ajo y azúcar.

A la salsa se le puede añadir algunos ingredientes opcionales como las mezclas de especias japonesas Ichimi o Shichimi. También podemos añadir cualquier tipo de huevas de pescado para aportar una textura extra a la salsa.

SALSA TSUME
– Caldo base de pescado. 1 Vaso.
– Salsa de soja. 1/3 Vaso.
– Sake. 1/5 Vaso.
– Azúcar. 2 Cucharadas.

Tsume es glaseado dulce usado en la vieja cocina estilo Edo para cocinar ingredientes usados en el Sushi. La palabra Tsume procede de Nitsume o reducción. La Salsa Tsume es elaborada en ocasiones con el caldo usado para cocinar anguila o almejas. Nosotros podemos utilizar un caldo base elaborado con el pescado que queramos.

Necesitaremos salsa de soja, Sake, azúcar y el caldo de pescado.
Por cada vaso de caldo usaremos 1/3 de vaso de salsa de soja, 2 cucharadas de azúcar y 1/5 de vaso de sake.
Colocar en un recipiente al fuego, a media-baja potencia para que la salsa no se queme. Tiene que reducir hasta que quede en un tercio de la cantidad original.

SALSA DE ANGUILA
– Espinas de anguila.
– Salsa de soja.
– Sake.
– Azúcar.

Salsa Tsume con anguila

La salsa de anguila (Unagi en japonés), raramente se hace en casa. Una reducción del caldo de las espinas de anguila, salsa de soja, sake y azúcar es la primera base y es continuamente enriquecido por el goteo de las anguilas al grill al mojarlas en la salsa, la cual es parte del proceso de preparación de la anguila.

Necesitaremos espinas de anguila, salsa de soja y azúcar.
Doraremos al grill las espinas hasta que estén marrones.
Ponemos las espinas en un recipiente con el sake, la salsa de soja y el azúcar. A fuego medio-bajo dejamos reducir hasta que tenemos la consistencia deseada, parecida a la de un sirope. Retiramos las espinas y guardamos. Se puede seguir añadiendo nueva salsa base a la que vamos utilizando, para ir renovándola y aumentando su sabor.

SALSA UME WARISHITA
– Umeboshi.
– Salsa de soja.
– Sake.

La Salsa Ume Warishita se usa principalmente con el Sashimi. Combina muy bien con los pescados blancos como la lubina o el pargo. Es ácida como la Salsa Ponzu, pero con un aroma diferente que proviene de las ciruelas. Una de los motivos de que se use principalmente con el Sashimi es su capacidad como agente antibacteriano, debido al alto contenido de ácido cítrico de las Umeboshi, que también son utilizadas como digestivo.
Para la salsa emplearemos: Umeboshi (Ciruelas encurtidas japonesas) que puedes encontrar en tiendas de dietética. Salsa de soja y Sake.

Por cada vaso de sake, añadiremos 3 Umeboshi. En un recipiente llevaremos a cocción la mezcla a fuego medio-bajo hasta que se reduzca a 1/3. Dejaremos enfriar la mezcla y por cada parte de salsa de soja, emplearemos 1/3 de la mezcla.


Cava, Sushi & Cuero

En ésta ocasión Paloma y Toño volvieron a confiar en mi para ofrecer a sus clientes Cava y Sushi durante la venta de prendas de Saga Ibañez en Boutique Paloma. Saga Ibañez presentaba sus creaciones en Cuero…

Clientes

Estar rodeado de amigos mientras se trabaja siempre es un placer. Paloma y Toño atendían a los clientes, Jose pinchaba un excelente jazz en sus platos y Lara Albuixech fotografiaba el evento… todo un lujo… todo perfecto para comenzar a elaborar mi Sushi.

Sushi at Paloma

Paloma y Toño ya habían probado mi cocina en otras ocasiones, os puedo asegurar que podrían desayunar, comer y cenar Sushi… así que para comenzar les ofrecí lo que ya empieza a ser la seña de identidad de Sushi at Home… piezas de Sushi diferentes a las que podemos encontrar habitualmente en los bares de Sushi.

Hosomaki PureSoul

Flameando

Dos Hosomaki de mermelada de frambuesa y mango y dos Maki de bacalao ahumado, mermelada de arándanos salvajes y alioli flameado… Una invitada pensó que era de chistorra (no es broma)… jejejeje…

Las piezas desaparecían rápidamente… al igual que ese champán tan rico que ofrecían Paloma y Toño… algunos clientes se pasaban regularmente por mi mesa para ver que preparaba y que no se le escapara la bandeja…

547612_10151204974390745_1073671294_n

Como es costumbre a Okalhoma Tulsa tuve que prepararle el Nigiri de Mango que tanto le gusta… y reservarle alguno de los Hosomaki de pepino que hacía…

Hosomaki de salmón ahumado2

Hosomaki de Salmón

Diversos Hosomaki de salmón, tanto crudo y ahumado volaban de las bandejas… unos se presentaban con huevas encima… otros con sésamo negro…

Futomaki de 4

Continuamos ofreciendo varios Futomaki de salmón, aguacate, gambón cocido y pepino.

A Paloma y Toño tuve que llevarles personalmente alguna pieza de Sushi, siempre les resulta imposible acercarse a mi mesa y probar mi Sushi… así que si no se acercan al Sushi, el Sushi se acerca a ellos…

Dos Maki ibéricos envueltos en jamón de Teruel con queso curado, paté de olivas negras y orégano fueron las últimas piezas de Sushi que hicimos… se había terminado el arroz…

Currando 3

62415_10151204981445745_89707173_n

Serví buen Sushi, hice buenos contactos, disfruté con la banda sonora de Jose, Lara me hizo unas fotos estupendas (Como siempre)… Reunirte con amigos, disfrutar, compartir unas piezas de Sushi… que mejor manera de pasar una mañana de domingo.

GRACIAS a Paloma y Toño por confiar en mi… SIEMPRE es un placer hacer cosas con vosotros. Inmejorable entorno para mi Sushi…

*(Fotografías: ©Lara Albuixech y Fots Beski)


Cena Eva y Diego en Sabáh Spa

Nos costó poco decidir la fecha de la cena para Eva y Diego. Ellos son los dos propietarios de Sabáh Spa, (la otra “mitad del premio” del Sorteo “Spa & Sushi… Spa at Home”). Diego me propuso hacer un intercambio, consistente en una sesión de masaje en pareja por una cena para dos, que además serviría para conocer mejor el trabajo que hace la otra parte. Así que este pasado Viernes, tomamos al asalto Sabáh Spa

Después de acondicionar la sala de relajación que utilizan tras los masajes, comencé a preparar la cena. Los cuencos de cubitos de atún marinado en salsa de soja y sake con sésamo blanco fue lo primero en ser preparado. El salmón “Morimoto” macerado en azúcar moreno, canela y pimienta negra en polvo acompañaba al atún. Un segundo cuenco con una ensalada de aguacate, gambón cocido, salmón ahumado y huevas de salmón completaban la oferta dispuesta en la mesa cuando se sentaron Eva y Diego.

El vino que acompañaría la cena era un Blanco “Oroya” especial para Sushi

El primer tipo de Sushi fueron varias piezas de Maki “Flameado” de mermelada de arándanos, bacalao ahumado y salsa ali-oli. Últimamente parece que sea uno de los Maki con más aceptación, además de resultarle bastante novedosa la mezcla de sabores.

A la par que les preparaba y servía los diferentes platos, manteníamos una amena charla sobre detalles de la Gastronomía Japonesa. Y yo, que entro enseguida al trapo cuando se trata de hablar sobre Japón…

Un par de tipos de Gunkan fueron lo siguiente. Gunkan de huevas de salmón con bastoncitos de pepino y Gunkan de Ceviche de salmón a las 7 Especias.

Continuamos con el Sushi “Crisantemo” de gambón cocido con eneldo y jengibre fresco.

Ver que al retirar los platos de la mesa, estaban completamente limpios, hace que aún disfrute más haciendo mi trabajo.

Para finalizar un Temari de Carpaccio de ternera con láminas de Parmesano y Salsa al pesto (como dicen mis amigos cocinillas japoneses “Italian Sushi”) completaba la cena.

En resumen, una muy agradable cena para mis nuevos amigos, en un lugar muy bonito y cuidado y en un ambiente muy agradable. Un placer haber hecho que os sintierais cómodos con mi comida y receptivos con los platos que pude ofreceros…


Cata de Gin-Tonic “La Papila Crítica”

Primera colaboración con los amigos de “La Papila Crítica”… Carlos y Manuel pensaron en mí para preparar unos pequeños bocados de Sushi que acompañaran la cata de Gin-Tonic que celebraban en el Hotel Goya.

Creo que fue Manuel quién seleccionó los tipos de Sushi que querían ofrecer a los catadores, y quién me dijo el orden en que debían servirse…

Un Maki de Trucha ahumada con pepino, wasabi y eneldo era la primera elección. La sugerencia de La Papila Crítica fue Gin 7D Essentials con twist de lima, tonica fever tree mediterranean.

Seguido de un Gunkan de Carne de cangrejo con gambón con lima a las 7 especias. En este caso la recomendación fue Ginebra Whitley Neil, twist de limón, pimienta de Jamaica y tónica Indy.

Un Hosomaki “Pure Soul” de Mango con mermelada de frambuesa y Menta chocolate fue otra de las elecciones… fue degustado con Gin Willians Chase con manzana Granny Smith y tónica Qtonic.

Otro Gunkan, en éste caso de Ceviche de salmón con hojitas de Cilantro y un tradicional Nigiri de Atún con sésamo negro… fueron las últimas piezas.

La próxima colaboración para el día 25… en éste caso será una cata de Cavas… Seguiremos informando.


Cumpleaños Álvaro

El pasado sábado tuve una comida para 7 personas… Lo más complicado fué encontrar la calle de nombre impronunciable… Se celebraba la fiesta de cumpleaños de Álvaro, el marido de Reyes… como viene siendo habitual en mis últimos trabajos, me recibió su perra, aunque esta vez, sin ladridos ni gruñidos de advertencia…

Ocupé la cocina, extendí todo lo que me hacía falta y comencé a preparar la comida… un poco justo de tiempo, por la tardanza en encontrar la casa…

Comenzamos la comida preparando la ensalada de aguacate con salmón ahumado y zumo de lima que tanto gusta últimamente… Serví también el atún marinado con salsa de soja y sake, con la mesa ya preparada, comenzamos a cocinar…

Álvaro tenía cierto interés en verme cocinar, ya que le gusta bastante la cocina japonesa…

Comencé con las piezas en tempura… 3 gambones por comensal: una pieza solamente en tempura, otra con 7 especias y una tercera con sésamo…

Las primera piezas de sushi fueron lo que llamo “las tradicionales” Hosomaki de atún y Hosomaki de pepino…

Siguieron los Yakitori de pollo con pimientos verdes y ajos tiernos servidos en dos tandas…

Para el peque de la casa, el pequeño Álvaro, hice una pequeña variación y le preparé unas brochetas de pollo, solamente pollo, sin nada más, pero en salsa Teriyaki. Se puso muy contento cuando vio que solamente él comería el pollo de esa manera. Aunque al final lo acabó compartiendo con su hermanita pequeña.

Pasamos a unas piezas de sushi un poco más “experimentales” por así llamarlas. El ya habitual en mis cenas Maki “Ibérico” de queso curado, paté de olivas negras y orégano envuelto en jamón de Teruel, acompañado del Maki “Pure Soul”, una buena combinación de sabores aportada por mi amigo Arturo “Pure Soul” con mango y mermelada de frambuesa, envueltos en Nori.

Mientras seguía cocinando el pequeño Álvaro, se lo pasaba bastante bien probando las diferentes clases de sésamo, las especias, o la fruta que llevaba conmigo para la comida…

La siguiente tanda de sushi, tampoco era lo que podíamos llamar habitual. El Maki “Flameado” de bacalao ahumado, con mermelada de arándanos y cubierta de alioli flameado, junto con el Temari de Carpaccio de Ternera con queso Parmensano y salsa al pesto.

Para finalizar decidieron repetir el Maki “Ibérico” a petición del homenajeado en el cumpleaños y el Maki de atún, que le encanta…

La comida empezaba a tocar a su fin, y les ofrecí unos Kanten de Sake y otros de zumo de mango, ambos con una frambuesa en su interior… De ahí pasaron a la estupenda tarta de chocolate que compartieron conmigo… No estaba atento al reloj, pero creo que cuando terminamos eran cerca de las 17.00 horas…

Muy buen ambiente durante toda la comida, nuevos amigos, y la satisfacción de haber podido ofrecerles mis platos en un entorno estupendo… Gracias chicos por recibirme tan bien, por apreciar mi cocina y disfrutar con ella.


Cena Pilar y Carlos

La cena de hoy era otra pequeña excepción, ya que no suelo hacer cenas para solo dos personas. Pero era el cumpleaños de Carlos y su aniversario con Pilar. Pilar había intentado mantenerlo en secreto, pero al final Carlos terminó enterándose. Pilar dejo completamente en mis manos la elección de los platos que degustarían en la cena.

Al llegar me recibió Onyx, su perra, con una buena sesión de ladridos, pero ya se sabe que “Perro ladrador…” Cuando se calmó un poco, comencé a preparar la cena. Lo primero era lavar y cocer el arroz, marinar el atún, cocer y pelar unos gambones, preparar las brochetas y preparar la ensalada. Cuando Carlos volvió de pasear a Onyx, comencé a servirles la cena… Carlos me avisó que me estaría preguntado todo el rato sobre los platos que les fuera a servir… y como yo estoy encantado de que me pregunten cosas y poder hacer que entiendan o comprendan un poco más la comida japonesa, le contesté que por mi parte estaría encantado.

Antes de comenzar, Carlos probó el Wasabi… ¡Comiéndose un adorno en forma de hojita entero!, incluso los ojos se le pusieron totalmente colorados…

Primero servimos el atún marinado en salsa de soja, sake y sésamo junto con la ensalada de aguacate con gambón cocido, salmón ahumado y huevas, todo regado con zumo de lima…

Prácticamente a la vez les ofrecí las almejas al vapor con Sake y jengibre… Regadas con el caldo de la cocción, quedan muy muy sabrosas…

Continué con unas piezas de piña en Tempura con jamón de Teruel, prescindiendo, como durante casi toda la cena de poner picante, ya que Pilar es bastante sensible a los sabores picantes. Acompañaban a la piña unos gambones, también en Tempura…

El siguiente plato no estaba previsto en el menú, pero decidí incorporarlo como sorpresa, ya que lo había hecho por primera vez, para mi cena, la noche anterior y quedé encantado con el sabor que aportaba la salsa. Basado en una receta de Ferran Adría , les presenté unas navajas Kyoto con una salsa elaborada con setas deshidratadas, jengibre, salsa de soja, cebollino y Sake. Las navajas al escaldarse solamente unos segundos, conservan toda su suavidad. Una vez que desaparecieron del plato, el estupendo sabor de la salsa, hizo que Pilar y Carlos, terminaran mojando la salsa…

A continuación, les preparé el primero de los platos basados en Sushi, haciendo un Maki de bacalao ahumado con mermelada de frambuesa, envuelto en alga y cubierto con salsa alioli flameada… Rápidamente desaparecieron de la bandeja.

Era el turno de un “clásico”: Yakitori de contra-muslo de pollo con pimiento verde y cebolla. Les sorprendió el punto dulce de la salsa… Los brotes de rabanitos que acompañaban a la guarnición de brotes de lechuga roja, rúcula y canónigos, sorprendieron a Pilar por su ligero toque de “sabor a champiñon”…

Pilar comenzó a dar señales de estar comenzando a sentirse llena, así que decidimos pasar directamente al postre. Gelatina de Sake con fresas, completado con un trozo de pastel de chocolate que ellos aportaron, y que me invitaron a compartir con ellos en la mesa junto con una copita de champán.

Dado que ya se daban por satisfechos a pesar de que quedaban un par de clases de Sushi por hacer, decidimos dar por finalizada la cena. Yo decidí preparar un poco de Chirashi Zushi o Sushi “suelto” en el que el arroz se presenta en un bol, en lugar de la tradicional bolita o rollo… Mezclado con salmón ahumado, jengibre fresco finamente picado y sésamo, era una solución estupenda para aprovechar el arroz que había sobrado… Además, así Carlos tenía solucionado uno de los platos de la comida del día siguiente.

A lo largo de la cena Onyx no se perdió detalle de todo lo que estaba cocinando…

Tanto Pilar como Carlos quedaron encantados con la cena. Yo disfruté de una buena conversación mientras se la preparaba y servía. El haber hecho que por un ratito pudieran disfrutar de mi comida, siempre hace que me sienta muy bien al terminar mi trabajo. Gracias por contar conmigo para celebrar un día tan especial y por confiar en mi criterio para la elección del menú. Ha sido un placer trabajar para vosotros .


Aniversario Paula y Josan

Nos conocimos hace poquitos días en el Urban Picnic, y desde el primer momento tuvimos buen feeling… así que Paula me pidió hacer algo especial en su aniversario con Josan…

Para mi fué todo un honor que me dejara elegir los platos que les serviría en el Menú, así que había que buscar algo interesante y especial… Además ya sabía que Josan era muy fan de la comida japonesa, y que podía comer sushi, sushi y más sushi si así lo decidía.

Un acogedor local reconvertido en vivienda era mi zona de trabajo, cerca Dolar, su perro me vigilaba atentamente, y varias bicicletas custom/vintage fabricadas por Josan completaban la decoración… (Os recomiendo sus bicicletas, os aseguro que no se parecen a nada que hayais podido ver)

Después de mi habitual despliegue de utensilios e ingredientes, pasé a preparar la cena…

Comenzamos con un Atún marinado en Sake, Shoyu y sésamo y unos berberechos al vapor con Sake, jengibre y acompañados de verduras.

La ensalalada de aguacate, gambón cocido, salmón ahumado y lima le encantó especialmente a Paula. Josan, hablaba poco y se centraba más en la comida.

Unos makis de Sushi Ibérico envueltos en jamón de Teruel y con queso curado y paté de olivas negras fueron lo siguiente. Josan creo que se hubiera comido alguno más… tiene buen yantar éste muchacho.
Se quedaron bastante sorprendidos con los Ebi Panko (gambones en Tempura con Panko, un pan rayado japonés) ya que pueden parecer a primera vista unas gambas rebozadas como las que todos conocemos. Quedaron muy crujientitos y suaves por dentro… personalmente podría comerme los que me pusieran en la mesa.

El siguiente plato era algo especial que había elegido para ellos, hasta ahora solo yo lo había probado… El CHEF, (y hay que escribirlo con todas las letras en mayúsculas) Morimoto me sirve de inspiración en este plato… Piña en tempura con jamón de Teruel y especias… Paula me preguntaba de qué era la tempura, pero yo le respondí que primero lo probara y luego me diera su opinión… A pesar de que no le gusta mucho el picante, le encantó. Ésto que voy a decir no es muy japonés, pero está para chuparse los dedos…

Seguimos con otro poquito de Sushi. Esta vez, el Sushi no era el tema central de la cena, pero como ya estaba avisado de la afición de Josan por el Sushi, decidí hacerles unos NIgiri “Crisantemo” envueltos en salmón ahumado acompañados de otro pequeño experimento dedicado esta vez en concreto a Josan. Maki de bacalao ahumado con mermelada de arándanos y alioli socarrado… Paula me comentó que estaba especialmente esponjoso y muy suave.

Amenazaban con rendirse, sobre todo Paula, ya que Josan estaba por la labor de seguir degustando más cosas… así que pasamos al Salmón Teriyaki. Llegados a mitad de plato Paula se rindió, pero teniendo a Josan al lado, puedo decir que todos los platos que serví volvieron vacios, y para mí ese es uno de los mejores gestos que puedes hacerle a un cocinero, devolverle sus platos vacíos…

Durante toda la cena se respiró muy buen ambiente, a Paula y Josan los ví muy abiertos de mente a mi cocina (gracias de nuevo por confiar en mí para decidir el menú), y yo puse todo mi buen hacer en hacerles algo un poquito especial para un día especial. Espero que como dijo Paula, esto haya sido el comienzo de una larga amistad. Sólo decir que fue un placer ofreceros mi trabajo, ver que disfrutabais con él y conseguir que pasarais un ratito agradable compartiendo mi cariño por la comida japonesa.

Gracias chicos.