Archivo de la etiqueta: Almejas

Cena Pilar y Carlos

La cena de hoy era otra pequeña excepción, ya que no suelo hacer cenas para solo dos personas. Pero era el cumpleaños de Carlos y su aniversario con Pilar. Pilar había intentado mantenerlo en secreto, pero al final Carlos terminó enterándose. Pilar dejo completamente en mis manos la elección de los platos que degustarían en la cena.

Al llegar me recibió Onyx, su perra, con una buena sesión de ladridos, pero ya se sabe que “Perro ladrador…” Cuando se calmó un poco, comencé a preparar la cena. Lo primero era lavar y cocer el arroz, marinar el atún, cocer y pelar unos gambones, preparar las brochetas y preparar la ensalada. Cuando Carlos volvió de pasear a Onyx, comencé a servirles la cena… Carlos me avisó que me estaría preguntado todo el rato sobre los platos que les fuera a servir… y como yo estoy encantado de que me pregunten cosas y poder hacer que entiendan o comprendan un poco más la comida japonesa, le contesté que por mi parte estaría encantado.

Antes de comenzar, Carlos probó el Wasabi… ¡Comiéndose un adorno en forma de hojita entero!, incluso los ojos se le pusieron totalmente colorados…

Primero servimos el atún marinado en salsa de soja, sake y sésamo junto con la ensalada de aguacate con gambón cocido, salmón ahumado y huevas, todo regado con zumo de lima…

Prácticamente a la vez les ofrecí las almejas al vapor con Sake y jengibre… Regadas con el caldo de la cocción, quedan muy muy sabrosas…

Continué con unas piezas de piña en Tempura con jamón de Teruel, prescindiendo, como durante casi toda la cena de poner picante, ya que Pilar es bastante sensible a los sabores picantes. Acompañaban a la piña unos gambones, también en Tempura…

El siguiente plato no estaba previsto en el menú, pero decidí incorporarlo como sorpresa, ya que lo había hecho por primera vez, para mi cena, la noche anterior y quedé encantado con el sabor que aportaba la salsa. Basado en una receta de Ferran Adría , les presenté unas navajas Kyoto con una salsa elaborada con setas deshidratadas, jengibre, salsa de soja, cebollino y Sake. Las navajas al escaldarse solamente unos segundos, conservan toda su suavidad. Una vez que desaparecieron del plato, el estupendo sabor de la salsa, hizo que Pilar y Carlos, terminaran mojando la salsa…

A continuación, les preparé el primero de los platos basados en Sushi, haciendo un Maki de bacalao ahumado con mermelada de frambuesa, envuelto en alga y cubierto con salsa alioli flameada… Rápidamente desaparecieron de la bandeja.

Era el turno de un “clásico”: Yakitori de contra-muslo de pollo con pimiento verde y cebolla. Les sorprendió el punto dulce de la salsa… Los brotes de rabanitos que acompañaban a la guarnición de brotes de lechuga roja, rúcula y canónigos, sorprendieron a Pilar por su ligero toque de “sabor a champiñon”…

Pilar comenzó a dar señales de estar comenzando a sentirse llena, así que decidimos pasar directamente al postre. Gelatina de Sake con fresas, completado con un trozo de pastel de chocolate que ellos aportaron, y que me invitaron a compartir con ellos en la mesa junto con una copita de champán.

Dado que ya se daban por satisfechos a pesar de que quedaban un par de clases de Sushi por hacer, decidimos dar por finalizada la cena. Yo decidí preparar un poco de Chirashi Zushi o Sushi “suelto” en el que el arroz se presenta en un bol, en lugar de la tradicional bolita o rollo… Mezclado con salmón ahumado, jengibre fresco finamente picado y sésamo, era una solución estupenda para aprovechar el arroz que había sobrado… Además, así Carlos tenía solucionado uno de los platos de la comida del día siguiente.

A lo largo de la cena Onyx no se perdió detalle de todo lo que estaba cocinando…

Tanto Pilar como Carlos quedaron encantados con la cena. Yo disfruté de una buena conversación mientras se la preparaba y servía. El haber hecho que por un ratito pudieran disfrutar de mi comida, siempre hace que me sienta muy bien al terminar mi trabajo. Gracias por contar conmigo para celebrar un día tan especial y por confiar en mi criterio para la elección del menú. Ha sido un placer trabajar para vosotros .

Anuncios

3 Delicias Japonesas

Utilizando tres ingredientes (Salmon, Almejas y Gambones) empleados en cocina japonesa, transformamos 3 recetas occidentales al sustituir algunos ingredientes por otros tradicionalmente empleados en Japón, como puede ser el zumo de Yuzu, el aceite de Sésamo, Ichimi Togarashi (Guindilla en polvo), Shichimi Togarashi (7 Especias) o el Jengibre fresco.


*Las tres recetas, para dos personas.

SALMON AL AROMA DE NARANJA Y YUZU.
2 Rodajas de salmón.
1 Naranja.
2 Cucharaditas de zumo de Yuzu (En su defecto el zumo de 1/4 de lima)
1/2 Cucharadita de harina.
3 Cucharadas de aceite de oliva.
Sal.

1.- Limpiamos los filetes con agua, los secamos con papel absorvente y retiramos las espinas que pueda tener con la ayuda de unas pinzas.
2.- Salamos ligeramente el salmón, y en una sartén calentamos el aceite. Asamos ligeramente el salmón vuelta y vuelta. Retiramos el salmón y lo guardamos caliente.
3.- Lavamos y secamos la naranja. Cortamos o rayamos la piel, retirando la parte blanca que es muy amarga y rehogamos en el mismo aceite empleado para asar el salmón. Si queremos que las tiras de la cáscara, estén más tiernas, podemos hervirlas levemente antes de rehogarlas.
4.- Exprimimos la naranja, y mezclamos con el zumo de Yuzu y la harina.
5.- Lo añadimos a la sartén y cocemos durante 5 minutos a fuego lento.
6.- Aliñamos el pescado con la salsa.
* Podemos acompañar el salmón con un puerro o unos ajos tiernos, cocidos levemente y salteados en la misma salsa.

ALMEJAS SALTEADAS A LA JAPONESA.
250 Gramos de almejas.
3 Cucharadas de aceite de oliva.
1/2 Cucharada de aceite de sésamo.
Jengibre picado.
Perejil.
Ichimi Togarashi (Guindilla en polvo).
Sal.

1.- Colocamos suspendidas dentro de una red las almejas. La colocamos en el interior de una olla, añadiendo agua salada hsta que cubra la red, para que la arenilla que puedan contener las almejas, quede depositada en el fondo. Dejamos en la olla con agua durante al menos dos horas.
2.- Escurrimos las almejas, y en una sartén ponemos el aceite de oliva y el de sésamo, y una pizca de guindilla en polvo a fuego fuerte.
3.- Incorporamos el jengibre picado justo antes de añadir las almejas.
4.- Salteamos las almejas y las retiramos cuando se abran. Desechamos las que permanezcan cerradas.
5.- Añadimos el perejil picado y servimos al instante con el jugo que haya quedado en la sartén.
* Servimos en un bol.

GAMBONES CON SÉSAMO Y 7 ESPECIAS.
10 Gambones.
1 Cucharada de sésamo blanco.
Shichimi Togarashi. (7 Especias)

1.- Retirar el intestino del gambón y pelar. Insertar en una brocheta.
2.- Salar ligeramente y espolvorear con cuidado de no añadir mucho Shichimi Togarashi.
3.- Rociar con los granos de sésamo.
4.- Salteamos vuelta y vuelta en una sartén con un poco de aceite. Una vez que el aceite está caliente, bajamos el fuego a media potencia, para que no se queme el sésamo.
* Servimos en una bandeja con una salsera con un poco de Shoyu (Salsa de soja) y Sake en una proporción de 1 a 1.


Almejas Nobu – 貝ノブ

Hoy unas almejitas al vapor… fáciles de hacer y muuuuy sabrosas…

Ingredientes para dos personas:
– 500 gramos de almejas.
– 1 diente de ajo.
– Un trozo de jengibre fresco.
– 1 cucharada de aceite de oliva.
– 1 puerro.
– 250 ml. de caldo de pescado.
– Pimienta negra molida.

1.- Limpiamos las almejas, colocándolas suspendidas, (para que la arena caiga al fondo), dentro de una red, en una olla con agua salada. Debemos sumergir la red totalmente en agua. Dejamos al menos 1 hora.
2.- Ponemos en una olla el caldo de pescado y el aceite de oliva, el ajo cortado en láminas, el puerro cortado en tiras (solo la parte blanca) y el jengibre pelado y cortado en tiras.
3.- Añadimos las almejas, lo cubrimos con la tapa y cocinamos a fuego vivo durante 10 minutos.
4.- Colocamos las almejas en un cuenco, desechando las que no se han abierto. Añadimos la pimienta negra recién molida, al gusto…
5.- Vertemos por encima de las almejas el jugo de la cocción.

La receta, originaria del chef Nobu Matsuhisa, y preparada en su restaurante de Londres, es rápida y sencilla de hacer… y con un resultado estupendo!