Archivo de la categoría: Ingredientes-Ingredients

Lubina al jengibre con vegetales al vapor

INGREDIENTES: Para 2 personas.

– 2 Lubinas.
– 2 trozos de Konbu de 10 x 10 cm.
– 2 Cucharadas de sal.
– 6 Shiitake frescos.
– ½ Calabacín.
– 1 Zanahoria mediana.
– 1 Bandeja de ajos tiernos.
– Un trozo de Jengibre fresco.
– ½ Lima.
– ½ Cucharadita de Sal marina.
– ½ Cucharadita de pimienta de Sichuan.
– 5 Cucharadas de Sake.
– 2 Cucharadas de jengibre pelado.
– 1 Cucharada de aceite de sésamo.
– 3 Cucharadas de Zu, vinagre de arroz.
– 2 ½ Cucharadas de Mirin, vino dulce de arroz.
– 2 Cucharadas de zumo de lima.
– 5 Cucharadas de Shoyu, salsa de soja.
– 6 Cucharadas de Dashi o caldo de pescado.

Lubina

1.- Ponemos los trozos de alga Konbu en remojo, con poco agua, sólo la suficiente para que se hidrate durante unos 30 minutos.

2.- Lavamos las setas Shiitake y cortamos los pies. Reservamos.

3.- Limpiamos las lubinas con agua fría y sacamos los dos lomos en filetes. Conservamos la piel. Salamos por ambos lados y dejamos sobre media hora en una rejilla para que escurra el exceso de agua del pescado.

4.- Con ayuda de una mandolina laminamos la zanahoria. Cortamos el calabacín en rodajas finas. Pelamos el jengibre y cortamos unas finas láminas. Cortamos los ajos tiernos en la parte donde cambian de color. La parte verde la cortamos en finas rodajas cortadas en oblicuo y la parte blanca la cortamos el oblicuo en bastoncitos de unos 4-5 centímetros. Si son muy gruesos, se pueden partir longitudinalmente. Reservamos todos los vegetales.

5.- Para preparar la salsa Nihaizu ponemos el Zu, el Mirin, el zumo de lima, la salsa de soja y el caldo Dashi. Llevamos a ebullición a temperatura media. Cuando empiece a hervir, retirar y dejar enfriar. Podemos guardarla en la nevera una semana en un recipiente tapado.

* No suelo hacer esto, pero dado que en pocas ocasiones podemos encontrar fácilmente Mirin japonés, lo sustituyo en ocasiones por un buen Ribeiro con un poco de miel, en una proporción aproximada de 1 parte de miel por cada 4 de Ribeiro. Creo que el resultado es bastante mejor que cuando se recomienda usar otros vinos. He terminado por usar esta mezcla en ocasiones en lugar de comprar Mirin de origen chino de pésima calidad.

6.- Retiramos el alga del agua. Guardamos el agua para añadirla al agua con la que vamos a hervir al vapor el pescado.

7.- En una vaporera de bambú ponemos las hojas de alga konbu, troceándolas si fuera necesario para permitir el paso del vapor.

8.- Lavamos muy rápidamente los filetes de pescado, (solo para retirar la sal) y los secamos con papel de cocina. Preparamos una olla con agua hirviendo y escaldamos durante 30 segundos. 9.- Retiramos el pescado del agua hirviendo y lo colocamos encima del alga Konbu. Sobre el pescado añadimos unos bastoncitos de ajos tiernos y unas láminas finas de jengibre pelado. Repartimos la zanahoria y el calabacín por los laterales de la vaporera.

10.- Preparamos una olla con agua a fuego fuerte. Añadimos el agua de hidratar el Konbu, la lima, la pimienta de Sichuan y la sal. Mezclamos en un bol el sake con el aceite de sésamo. Cuando hierva el agua colocamos la vaporera encima y antes de tapar vertemos la mezcla de sake y aceite de sésamo por encima del pescado. Si la vaporera es de metal o con tapa de cristal es aconsejable envolver la tapa con un paño que retenga la condensación de agua, evitando que gotee sobre los alimentos. Dejar cociendo unos 8 minutos.

11.- Un par de minutos antes de terminar la cocción añadimos las setas Shiitake.

12.- Emplatar retirando con cuidado el pescado de la vaporera. Distribuímos las setas Shiitake, la zanahoria laminada, el calabacín y los bastoncitos de ajo tierno alrededor del pescado. Cortamos algún trozo de alga Konbu en finas tiritas que podemos añadir también a los vegetales cocidos.

13.- Rayamos un poco de jengibre fresco y lo repartimos por encima de los filetes con las rodajitas de ajo tierno que habíamos cortado y reservado enteriormente. Servimos acompañado de salsa Nihaizu.


Rape con salsa ácida picante

RAPE CON SALSA ÁCIDA PICANTE

INGREDIENTES:
Para 2 personas.

image

– 200 gramos de Rape.
– 1 Bandeja de brotes de puerro.
– Sal de flores.
– Pimienta Negra recién molida.
– 1 Cucharadita de Wasabi en polvo.
– 2 Cucharadas de zumo de naranja.
– 2 Cucharadas de aceite de oliva.
– ½ Cucharadita de aceite de sésamo.
– Tomates mini.
– Harina.
– El zumo de un limón.
– 3 Cucharaditas de Shoyu.
– 2 Cucharaditas de Mirin.
– 1 Cucharadita de salsa Sriracha.
– 1 Cucharadita de ajo finamente picado.

image

1.- Cortamos los brotes de puerro, separando la parte verde y blanca y desechando la hoja exterior. La parte blanca la laminamos con una mandolina y las ponemos en un bol. La parte verde la cortamos en oblicuo en rodajitas finas y las añadimos al bol con la parte blanca laminada. Sazonamos y añadimos la pimienta.

image

2.- Mezclamos el zumo de naranja con el wasabi en polvo para deshacerlo. Añadimos el aceite de oliva y el de sésamo. Incorporamos al bol con los brotes de puerro.

image

3.- Lavamos el rape con agua fría y procedemos a retirar la piel y la totalidad de las espinas. Cortamos en medallones de aproximadamente 3 centímetros. Secamos con papel de cocina y salpimentamos.

image

4.- En una plancha añadimos aceite y sal y asamos levemente los mini tomates. Reservamos. Los tomates empleados para el plato de la foto son de 4 tipos diferentes… Gracias Ruth y Julián por mimar vuestro huerto y hacernos partícipes.

image

image

5.- En un bol prepararemos la salsa picante ácida con la que acompañaremos el rape. Para ello ponemos el zumo de limón, el Shoyu, el Mirin, la salsa Sriracha y el ajo picado y mezclamos bien.

6.- En una sartén antiadherente añadimos aceite y calentamos a fuego vivo.

image

7.- Pasamos por harina los medallones de rape retirando el exceso de harina. Freímos los medallones 2 minutos por cada cara. Retiramos y dejamos escurrir en una rejilla.

image

8.- Escurrimos el líquido del puerro. Colocamos un montoncito en el plato, colocando el rape al lado del puerro y decorando con los tomates mini.

Me encanta poner un poquito de puerro en cada trozo de rape, regarlo un poquito con la salsa ácida picante y acompañarlo de un trocito de tomate asado… Los contrastes de texturas y sabores me parece muy interesante, el picor inicial desaparece pronto de la boca, casi al instante, entonces, un trocito de tomate de verdad… con sabor a tomate… Hummmm…

Itadakimatsu!


Sushi… Sashimi… Sushimi?… Zushi?…

Los términos, Sushi y Sashimi son comúnmente confundidos como y se creen palabras relacionadas. Es solo una coincidencia que estas palabras suenen parecido, pero no tienen relación en la definición. La confusión más común es hacer referencia al Sashimi, como Sushimi, cuando en realidad tal palabra no existe.

La palabra Sushi, originalmente significa “pescado fermentado”. Durante un periodo de 2000 años, esta receta (y los kanji, 鮨, 鮓, 寿司 o 壽司, que son usados para representar la palabra Sushi) han evolucionado al “Sushi Estilo Edo“, o lo que es lo mismo, el tipo de Sushi que conocemos hoy. Por otra parte, la traducción de la palabra Sashimi, sería cortar o filetear carne. El término es usado en general para la carne cruda en general y no está limitado al pescado, pero el uso general sería el de “Pescado crudo cortado o fileteado”.

Grabado Sushi 2

Grabados antiguos en los que se menciona la palabra Sushi

Grabados antiguos en los que se menciona la palabra Sushi

El Sushi moderno es una combinación de arroz sazonado con vinagre, con otro ingrediente principal, comúnmente pescado crudo, pudiendo usarse cualquier otro ingrediente como verduras, carne, fruta, huevas de pescado… con muchas variaciones en tamaño y forma, dependiendo de los ingredientes. Éstos son fileteados finamente y cortados limpiamente con largos y estrechos cuchillos para Sashimi llamados Yanagiba y los ingredientes más blandos, se cortan más grandes y gruesos. El Sashimi enfatiza el uso de la mejor parte del ingrediente más que lo hace el Sushi, ya que es el único ingrediente del Sashimi. Hay muchas formas de manipular el Sashimi, como enfriarlo sumergiéndolo en agua helada (arai), someterlo a una muy rápida cocción que se corta sumergiéndolo en agua helada (yuarai o yubiki) o aplicar diferentes métodos de curado (shime).

Otra confusión común es la distinción entre el Sushi y los Maki, diferenciándolas como si fueran cosas distintas, cuando en realidad no lo son. Un Maki es un tipo de Sushi. Es incorrecto usar el término Sushi para referirse específicamente al arroz con pescado encima, ya que el nombre de esta variedad, específicamente es Nigirizushi. La palabra Sushi no es más que un término genérico que en realidad se refiere al arroz cocido aliñado con vinagre. Además de que existen una extensa variedad de estilos de este plato. Lo correcto sería nombrar el tipo de variedad, Nigiri, Maki, Onigiri, Uramaki, Temaki, Gunkan, Oshi… seguida de la palabra Sushi.

¿Nigirizushi o Nigiri Sushi?

¿Nigirizushi o Nigiri Sushi?

¿Por qué escribimos Nigirizushi en lugar de Nigirisushi? Zushi significa lo mismo que Sushi. Aquí encontramos una regla gramatical por la que se “endurece” la primera letra del sufijo de una palabra compuesta si hay un cierto grupo de consonantes. Por lo tanto la palabra Zushi no debe usarse separadamente. Siempre le debe proceder otro nombre, adjetivo, verbo o adverbio. Edomae Sushi se convertiría en Edomaezushi. En algunos textos podemos encontrar las palabras por separado, no formando una palabra compuesta… pero esto es sólo una página de cocina y no quiero complicar más la cosa.


Wasabi – わさび

El Wasabi (Wasabia Japonica) es la raíz del rábano picante verde japonés. Significa “Malva de las montañas”. No tiene nada que ver, ni está relacionado con los rábanos picantes conocidos en Occidente. De color verde, y forma larga y gruesa. Sólo crece en los márgenes de los ríos con aguas muy limpias y puras. Es un ingrediente imprescindible en los platos que contienen pescado crudo, ya que el Wasabi tiene un gran poder antiséptico y bactericida. No se puede encontrar un sustituto del Wasabi en la cocina occidental.

Al elegir la raíz, debemos fijarnos en que sea gruesa, verde y con aspecto fresco. Y con los bultitos que recorren su piel, próximos los unos a los otros. Debemos pelarla antes de rayarla.

Muy rico en vitamina C. Estimula la secreción de saliva y jugos gástricos, abriendo el apetito y facilitando la digestión.

En los bares de Sushi se conoce como “Namida” (lágrima)

Lo ideal sería poder consumirlo fresco, recién rayado. Utilizado así tiene un bonito color verde y una fragancia y un picor más suave. Fuera de Japón no es muy frecuente encontrarlo fresco ya que su almacenamiento es bastante limitado. Fuera de Japón se cultiva en Nueva Zelanda y Taiwan. Tradicionalmente se empleaban para rayarlo, rayadores (Wasabi Oroshi) de piel de tiburón. La parte superior de la raíz es más picante que la parte inferior.

Se vende en forma de pasta (Neriwasabi) en tubo, lista para usar o en polvo (Konawasabi). El polvo se mezcla con agua y suele ser de mejor calidad que el presentado en tubo. Si queremos que el sabor picante de Wasabi se acentúe, lo mezclaremos con agua caliente, si no, con agua fría. Podemos variar la consistencia de la pasta resultante al mezclarlo con agua, pudiendo incorporar el Wasabi a los platos haciendo diferentes figuras. Debe consumirse inmediatamente tras ser preparada, ya que su sabor disminuye rápidamente en contacto con el aire. Además, cambia su color debido a la oxidación, cambiando del verde a los tonos marrones. La presentación en polvo debe guardarse en un lugar fresco y seco. Presentado en tubo, debe refrigerarse una vez abierto y usarlo en pocos días.

Las preparaciones comerciales en pasta y polvo suelen contener otros ingredientes como rábano picante, mostaza, colorantes para aportar su color verde natural, conservantes, etc…

Un par de consejos para terminar:

Desconfiad del Wasabi de origen chino. Simplemente leyendo los ingredientes podréis adivinar por qué. Abundancia de colorantes y conservantes, y ausencia total de Wasabi auténtico en muchos de ellos… por algo un kilo de “Wasabi en polvo” de origen chino cuesta aproximadamente 8 euros y un botecito de Wasabi en polvo de origen japonés de 30-35 gramos cuesta 3 euros. Desconfiad también de los preparados en tubo, que imitan los colores y diseños de los envases japoneses, pero que ofrecen un vivo color verde, bastante artificial. Tanto los productos importados de China como los de Japón, deberían incluir una etiqueta traducida al castellano en la que se indicaran claramente los ingredientes y su lugar de procedencia… (El tubo de la izquierda es “Wasabi” chino y el de la derecha Wasabi japonés)

A pesar de “la adicción” que causa, no debe caerse en el error de dejar que el Wasabi enmascare y se apodere del sabor de los ingredientes a los que acompaña. Una buena manera de saber si uno se excede con el Wasabi es notar que se despeja la nariz o que haga llorar por la acción de los vapores que desprende.


Konbu – 昆布

Konbu es un tipo de alga marina gigante (también conocida como Kelp) muy empleada en la Cocina Japonesa que se vende seca. Junto con el Katsuobushi, es un ingrediente básico del caldo Dashi. Puede consumirse una vez rehidratado en ensaladas, o añadirse al agua en la que vayamos a cocer el arroz para Sushi. Algunas hojas presentan un polvillo blanco, que no indica que esté en mal estado, ni deteriorado. Algunas personas la retiran con un trapo humedo, yo personalmente no lo hago, ya que no es perjudicial. El Konbu lo podemos encontrar en bolsas, que podemos conservar cerradas el lugar fresco y seco hasta un año. Como siempre, podemos encontrar Konbu que no proviene de Japón, pudiendolo encontrar incluso gallego, que son un buen sustituto, pero yo soy partidario de utilizar Konbu japonés.

Antiguamente se consideraba un alimento de la buena suerte, porque forma parte de la palabra yorokobu que significa “para agradar”…

Tiene gran cantidad de vitaminas y es muy rica en Yodo y Calcio. Es una buena fuente de proteínas y fibras e incluso ayuda en la lucha contra el colesterol y la hipertensión. Según la medicina tradicional, las personas con problemas de hipertensión deberían beber un vaso de agua de kelp (la obtendremos dejando un día en remojo un trozo de alga).

Se utiliza rehidratada o hervida, para dar sabor y también para potenciar los sabores de otros alimentos, ya que es muy rica en ácido glutámico natural. A algunas personas el glutamato monosódico artificial, les ocasiona problemas alérgicos, además de no beneficiarnos de las propiedades del Konbu, cosa que no ocurre cuando se trata de Glutamato de orígen natural.


Yuzu ゆず

 

YUZU

ゆず

 

El Yuzu es un cítrico de origen japonés, muy parecido en tamaño y aspecto a la lima, pero con una piel más rugosa. De color verde, se vuelve amarillo cuando está maduro. Es un ingrediente fundamental en la salsa Ponzu, que resulta muy adecuada para condimentar carne, pescado o verdura, ya sean preparados asados, fritos o salteados. Tanto su zumo, como su corteza, se emplea en muchos platos japoneses. En nuestro país lo más parecido que podemos encontrar es la lima, ya que frutos de Yuzu, es imposible encontrar. Podemos encontrar, eso sí, zumo de Yuzu, pero a un precio bastante elevado. Suele venderse en pequeñas botellas de 70 ml. (con un precio aproximado de 9 euros)Imagen, que una vez abiertas se deben conservar en el frigorífico. Para sustituir el zumo, la experta chef japonesa Hiroko Shimbo, recomienda mezclar a partes iguales el zumo de lima con zumo de naranja o de pomelo.