Archivo mensual: febrero 2013

Making Sushi Centrick II

Segunda sesión de “MAKING SUSHI CENTRICK”… para esta ocasión las 40 plazas se agotaron en día y medio. Gracias a todos por la aceptación que están teniendo las sesiones.

Los asistentes eran un poco más jóvenes que en el primer Making Sushi, y algunos participantes repetián sesión…

Centrick Febrero 2

Para esta ocasión, preparamos como plato principal una ensalada, aunque los japoneses no comen ensaladas tal y como las conocemos aquí. Brotes de lechuga de hoja de roble, de lechuga roja, de escarola… rúcula, canónigos… tomates cherry y cebollino. Todo aliñado con mi “salsa japonesa para ensaladas”… aceite, vinagre para Sushi, sake, salsa de soja, sésamo blanco y unos poquitos cristales de sal Maldon. No os recomiendo añadir mucha sal, ya que la salsa de soja tiene un alto contenido en sal. También podéis utilizar (si tenéis problemas con la sal) soja baja en sal.

Las piezas de Sushi que preparé para esta segunda sesión fueron:

– Temari de carpaccio de ternera con Parmesano y salsa pesto. Algunos amigos me dicen que esto es Sushi Italiano… Los Temari con bolitas de Sushi, con un ingrediente en su interior, en éste caso virutas de queso Parmesano, la bolita se envuelve en carpaccio de ternera y se completa con un poquito de salsa al pesto.

– Hosomaki “Pure Soul” de mango con mermelada de frambuesa. El clásico rollito, pero con un toque dulce y afrutado. Otro tipo de Sushi que se está convirtiendo en un “clásico” de Sushi at Home.

– Nigiri de salmón marinado en canela y azúcar moreno al estilo “Morimoto”. La forma de preparar el salmón hace que su sabor sea sorprendente y diferente. La textura de la carne del salmón cambia totalmente al absorver la grasa el azúcar moreno. Podeis ver la receta del salmón “Morimoto”.

Centrick Febrero

Estupenda organización por parte del equipo de Centrick y La Papila Crítica, y una muy buena acogida por parte de los asistentes, hacen que disfrute tremendamente cada vez que preparo Sushi. Gracias a todos vosotros por hacer posible todo esto.

No me cansaré de repetir que me encanta lo que hago.

Anuncios

Casting MasterChef

Todo comenzó un poco en plan de broma. ¿A que no te apuntas a MasterChef, el nuevo reallity de cocina de laTV1?… así que ni corto ni perezoso, esa misma noche rellené la inscripción.

A los pocos días me llamaron para confirmar algunos datos, hacerme bastantes preguntas basadas en la ficha de inscripción y confirmar que seguía interesado en el concurso. Debieron gustarles mis contestaciones, porque me remitieron por e-mail un cuestionario bastante más amplio, que una vez completado, sería entregado a la Directora de Casting. 50 preguntas, algunas de ellas con varias apartados, no se contestan en un momento, así que lo envié a la mañana siguiente.

Había pasado un par de días cuando recibí una nueva llamada, para convocarme al casting que se realizaría en Barcelona. 8.000 personas inscritas, y ya solo quedábamos 800… Varios castings en Bilbao, Barcelona, Valencia, Málaga y Madrid decidirían quienes eran los 50 afortunados que pasarían a la siguiente fase.

Entrada Casting Masterchef

La prueba de Barcelona consistía en presentar un plato, elaborado por el concursante, preparando dos raciones de dicho plato. Había que llevarse todo lo que hiciera falta para presentar el plato. Desde la vajilla, hasta cualquier electrodoméstico que hiciera falta para terminar el plato. Hubo concursantes que se llevaron calentadores, hornillos, batidoras o microondas… Algunos lo traían en tupperwares y otros lo traían todo envasado al vacío o en termos…

Yo opté, como no podía ser de otra manera por el Sushi. En éste caso dos de los Sushi que mejor me funcionan cuando hago algún evento… Mi idea era haber preparado otro plato, pero debido a las limitaciones que imponía el programa, decidí inclinarme por el Sushi, ya que podía llevarlo preparado hasta Barcelona. Lo preparé por la noche, a las 04.00 tomé el bus a Barcelona, y a las 07.30 había llegado a la estación.

Esperando

A las 09.00 de la mañana estábamos convocados todos los participantes en un Hotel de Barcelona. Unas 150 personas entre participantes y acompañantes esperábamos en la puerta. Unas cuantas tomas haciendo la ola para la TV, las fotos de rigor, y pasamos a la sala del casting. Hasta las 11.00 rellenamos una ficha de participación y se repartió el turno de participación. Me tocó el número 20, el último de la primera tanda… Algunos participantes de la última tanda empezarían sobre las 20.00, así que había tenido suerte, y al menos, terminaría pronto para poder regresar a casa.

Emplatando 3

Mientras esperaba mi turno, charlaba con algún otro participante de Zaragoza, nos explicábamos los platos y poco a poco se acercaba mi turno. No me sentía nervioso, incluso en determinados momentos tenía hambre, (supongo que de ver tanta comida por todas partes) y estuve comiendo arroz tranquilamente sentado mientras observaba a los participantes. Algunos de ellos casi no podían colocar los ingredientes en el plato, les temblaba bastante la mano. Durante la espera, me dio tiempo acortar la pieza de salmón que había llevado y poner a macerar con canela y azúcar moreno.

Cuando llegó momento de emplatar mi plato, preparé ocho Nigiri, cuatro del salmón que había puesto previamente a marinar, el Nigiri que yo llamo “Morimoto” y otros cuatro de bacalao ahumado con mermelada de arándanos y salsa ali-oli, el Nigiri que yo llamo “Flameado”. Preparé también una pequeña rosa de jengibre con un poquito de Wasabi con forma de hoja que junto con unos tallos de cebollino y unas huevas de trucha me servirían para adornar un poquito el plato. Preparé también la salsera con salsa de soja con sake y un juego de palillos. Los Nigiri estaban servidos en una tradicional tabla de bambú japonesa.

Durante el tiempo en que estuve haciendo los Nigiri y emplatando, el jefe del casting, no me quitaba ojo a poca distancia de la mesa donde trabajaba.

2 BAndejas

Por fin, cerca de las 13.30, me toco mi turno. Pasé a la sala donde se encontraban los jueces del casting. Tres chicas y un chico. Una de ellas, nada más entrar por la puerta con mi bandeja en las manos, arrugó el ceño y dijo: No, no, no… (Puede que odie la comida japonesa, quien sabe). Otra de ellas no probo el Sushi (supongo que si tienes que probar cien platos, no te apetece hacerlo de todos). La tercera probó un Nigiri “Flameado” que le gustó bastante. El chico se comió el otro Nigiri “Flameado” y un “Morimoto”, diciéndome que le había gustado mucho el gusto final del “Flameado”. Me hicieron unas cuantas preguntas más y listo… Me desearon suerte y me dijeron que ya me llamarían… Puede que haya una repesca, quien sabe…

El otro plato lo tenías que preparar por si te pasaban a otra habitación para hacer una prueba de cámara y preguntarte más cosas. Pero a mi no me pasaron, por lo que no albergo muchas esperanzas de pasar la prueba. Cuando ya salía del Hotel, me crucé con el director del casting, que me deseó nuevamente, buena suerte. No creo que haya pasado, pero la experiencia me ha resultado muy, muy divertida. No me sentí agobiado, presionado o nervioso en ningún momento, ni me desanimé cuando no me pasaron a la otra habitación. Estaba concentrado, tranquilo y relajado… quizá por eso se me olvidó darle la cámara a otro participante para que me hiciera fotos mientras emplataba…

El ambiente entre los participantes fue estupendo, casi diría yo que amigable, no parecía un casting en el que unos competíamos contra otros… La organización estuvo a la altura, y tampoco se le puede poner quejas. El próximo casting, será presencial, en Madrid, y los participantes, ya solo 50 personas, podrán cocinar in situ. De esos participantes, quedarán 30 y luego 15 que serán los que concursarán en el programa MasterChef

GRACIAS A TOD@S los que me habeís apoyado en esta aventura… ya veremos si continúa o si se ha terminado… aún así ha merecido la pena.


BLOCK PARTY – Aniversario Next Level Crew

Se celebraba el Block Party… ¿El motivo? El Aniversario de Next Level Crew, reconocido grupo de bailarines de break dance de Zaragoza… por medio de Milki Lee, acordamos participar en su Party, junto con Lady Funk y Mario Alba como dj’s… El lugar elegido para la fiesta fue el bar Umalas. La idea era preparar Sushi en directo y ofrecer una pieza con cada consumición… No que decir tiene que se acabo el arroz, hasta el último grano…

Cartel UMALAS

Cuando comenzaron a llegar los participantes en el Block Party empezamos a servir piezas…

Los Hosomaki de pepino y los de salmón comenzaron la degustación…

Algunos miembros de Next Level Crew (se dice el pecado, pero no el pecador), se comían las piezas que había en las bandejas ya preparadas mientras esperaban a que yo terminara el que me habían pedido…

Los Nigiri de bacalao ahumado, mermelada de arándanos y alioli flameados fueron el éxito de la noche, y se acercaban a la mesa, pidiéndome ese Nigiri en concreto…

Los bailarines de Next Level hacían corrillo en mitad del bar, mientras los b-boys bailaban girando sobre sus cabezas… ufff, mi cuello se resiente solo de recordarlo… Estos chicos están realmente en forma.

Umalas-Next Level

Los Maki de langostino cocido con mayonesa y envueltos en Surimi desaparecían rápidamente. Preparé dos versiones, una de ellas picante, añadiendo Sichimi Togarashi en unas ocasiones y wasabi en otras.

En ocasiones tenía que estar más pendiente de proteger el Hangiri con el arroz, que en preparar Sushi, ya que el bar estaba realmente lleno…

Para los más allegados hubo trato de favor (por favor, que no se entere nadie…) y preparamos unos Maki y Nigiri de jamón de Teruel, queso curado y paté de olivas negras, sólo unos poquitos, para que los probaran…

Tuve el placer de ofrecer mi Sushi flameado a Abel, el Chef de Uasabi… para mí la persona que mejor prepara el Tempura en Zaragoza. Os recomiendo pasar y probar la de hojas de borraja o la Tempura negra..

Un placer colaborar con l@s chic@s de Next Level Crew, fue muy divertido, seguro que no es la última que hacemos juntos. Fue todo un gustazo hacer Sushi para vosotros, y ver como disfrutabais con mis piezas.

Milki & Sushi

Milki… te cuento entre mis amigos desde ya, creo que conectamos muy bien desde el primer momento, y así da gusto.

Me encanta hacer lo que hago…