Archivo mensual: junio 2012

Comida Porculenta con amigos

Quedamos el miércoles varios amigos con la intención de darles la oportunidad de adentrarse en la comida japonesa, pero “dándoles felicidades”. La casa elegida fue la del Hombre Porculento, donde nos dio cobijo a todos… Entre los invitados, unos conocidos, Tatanko, Rosa, Rube Groove, Victor Pastor.. y otros no… pero así es más divertido…

Comenzamos haciendo un poco de arroz para Sushi… mientras se cocía troceamos el pollo para hacerlo en salsa Teriyaki y lo dejamos macerando un poquito en un chorrito de salsa de soja… continuamos cortando en aritos los ajos tiernos, y picando las setas y el jengibre fresco.

El pollo troceado fue rebozado en harina, sacudido el exceso de cada pieza y puesto en la sartén con un chorrito de aceite y con el fuego fuerte. Vuelta y vuelta… Incorporamos la salsa Teriyaki que ya tenía preparada y le añadimos un poquito de agua, dejándolo a fuego bajo/medio, para que se vaya cocinando y la salsa se reduzca un poco. Apartamos y reservamos para darle un golpe de calor en el momento de servir.

Lavar las almejas, limpiar los mejillones y prepararlos para cocerlos fue lo siguiente.

En una olla preparamos agua salada con media lima y un chorrito de sake para cocer los mejillones. Mientras en una sartén salteamos con un chorrito de aceite y otro de sake, los ajos tiernos y el jengibre… cuando estuvieron dorados, añadimos un poquito de agua e incorporamos las setas picadas.

Añadimos las almejas, las tapamos y dejamos que se cocinen hasta que se hayan abierto.

Ya tenemos los mejillones cocidos. Separamos la concha de los mejillones, dejándolo en la concha, y colocándolos en un bandeja, mientras esperan el siguiente paso.

Cuando las almejas se hayan cocido, las sacamos y las colocamos en el centro de la bandeja de mejillones. Regamos toda la bandeja de mejillones con el caldo que han soltado las almejas y con el sofrito de ajos, setas y jengibre.

Una bolsa de brotes de lechuga romana, de roble, roja.. y otra de canónigos y rúcula junto con unos tomates Cherry de varios colores, aliñados con el mismo vinagre preparado para aliñar el Sushi, y espolvoreada con sésamo tostado, completaba lo que podíamos llamar la oferta verde de la comida.

El Sushi no podía faltar, así que hicimos el tradicional Hosomaki de Salmón y el más novedoso Maki flameado de bacalao ahumado con mermelada de fruta y alioli… Hicimos un pequeño experimento al finalizar la comida con unos albaricoques y hojas de albahaca gigante verde, pero tenemos que mejorarlo… le falta algo… Aunque resultaba muy muy fresco…

Rube Groove, terminó añadiéndose arroz del sushi al plato con el pollo, exactamente igual que hace mi hija… 🙂 Es de los míos…

Para finalizar la cena, una sorpresa en forma de maceta de Sisho, como regalo de parte de Juanma… Gracias, hacía tiempo que estaba detrás de una… no es fácil… ¡Estoy deseando olerla!

Gracias mil a Victor por ofrecerse a limpiar los platos!… Un detalle.

El resultado fue una cena Porculenta en toda regla, informal y divertida… en buena compañía… Gracias por esos momentos…


Jornada Gastronómica: Japón

Se celebraba en el Café Zeppelin la Jornada Gastronómica dedicada a Japón… como Esther de “Obento Time” que tenia que preparar los platos, no pudo hacerlo, Dani y Rafa se pusieron en contacto conmigo no sin cierta urgencia…

Tras una mañana de toma de contacto, compra de ingredientes, y pre-elaboración de los platos, enfocamos la tarde con un poquito de tranquilidad, viendo que todo marchaba según lo previsto… Una montaña de Yakitori, hamburguesas y ensalada ya estaban preparadas.

A las 21,30 estaba todo preparado, esperábamos a 18 asistentes. Así que comenzamos preparando un poquito de Sushi para ofrecer como aperitivo antes de empezar la cena. Ofrecimos varios Maki de pepino con sésamo y varios de aguacate con surimi. Unos langostinos en Panko, completaban los aperitivos previos a la cena…

Por fin comenzaba la cena. Lo primero en servirse fue una Miso Shiru o Sopa de Miso con alga Wakame y Tofu.

Continuamos con unos Yakitori de pollo con cebolla tierna, que inundaron toda la cocina con el estupendo olor de la salsa…

La ensalada Namasu de Zanahoria con Daikón (Rábano gigante blanco) aliñada con cáscara de limón cortada en juliana, sésamo negro, zumo de limón y sake, aportó un bonito color a las mesas.

El siguiente plato fue con el que más se divirtió Dani. Los Tako Yaki, bolitas de harina, huevo y repollo con pulpo cocido en su interior, servidos con salsa Tonkatsu, mayonesa, Aonori y Katsuobushi, hicieron que pasáramos unos momentos muy divertidos mientras los cocinábamos…

Para finalizar la cena, servimos las hamburguesas de jengibre con salsa de Shiitake y nata… Olían estupéndamente…

El postre consistía en un bizcocho de Té verde cocinado por la madre de Dani con una bola de helado de mango y menta…

Durante la cena servimos cervezas japonesas, Kirin y Sapporo, además del vino blanco Oroya.

Finalizamos la cena ofreciendo un vasito de sake y Té verde.

Una buena colaboración con los ya amigos del Café Zeppelin, que seguro no será la última. Gracias chicos, fue un placer trabajar mano a mano con vosotros para realizar esta Jornada Gastronómica dedicada a Japón.


Degustación de Arroces en “Mi Espacio Gourmet”

Ayer por la tarde pudimos disfrutar gracias a la tienda “Mi Espacio Gourmet” de unos estupendos arroces de la marca “Just Married”. María Jose y Franck nos invitaron a probar un arroz a banda con calamar, y un risotto con Boletus. Para acompañarlos con ofrecieron unos vinos de las Bodegas Pago de Aylés, en concreto un Aldeya Rosado (Nueva marca de las bodegas) y el nuevo rosado especial “L”.

Just Married, nos ofrece una amplia gama de soluciones, muy fáciles de preparar. Además de las que pudimos degustar, ofrecen arroz negro, con pulpitos, con conejo y alcachofas, con foie al jabugo, con bogavante… risotto con calabaza y espárragos trigueros, con colmenillas… además de fideuá, caldos y sofritos. Soluciones rápidas y sencillas de preparar en 15 minutos. Todo elaborado con ingredientes naturales.

Pago Ayles, ha recibido numerosos premios, anteriormente conocida como Bodega Señorío de Aylés y cuenta con más de 3.100 hectáreas de extensión. “Pago” es la denominación que acredita la calidad y el saber hacer, encumbrando a quién lo ostenta al nivel más alto de excelencia vitivinícola en España…

Compartimos unos agradables momentos con algún participante de los cursos que organizamos junto a Mi Espacio Gourmet…

Podeis encontrar ambos productos (Y muchas cositas más muy ricas…) en la tienda Mi Espacio Gourmet en el Camino de las Torres 101. También tienen venta on-line… No tenéis excusa…


Sushi at Home & La Papila Crítica

Nuestra humilde aportación al Aula Gastronómica de La Papila Crítica… en esta ocasión con motivo de maridar Espumosos y Sushi…

Gracias amigos por dejarme transmitir un poquito de mi amor por el Sushi y la Cocina Japonesa…


Tonkatsu – 豚カツ

Esta receta es lo que podríamos llamar un clásico en la Cocina Japonesa, aunque se trata de un plato con orígenes occidentales, en concreto se cree que es de origen portugués, al igual que la Tempura. El cerdo Tonkatsu no es nada más que filetes de cerdo empanados, aunque se podría emplear pollo o ternera. Se le acompaña con una salsa, que bien podemos comprar ya preparada o podemos hacerla nosotros mismos, ya que no es más que salsa Worcester a la que añadiremos ketchup, Sake y salsa de soja en la manera que indicaremos más adelante.

Por persona:
– 2 Filetes de chuleta de cerdo.
– 1 Huevo.
– Harina.
– Panko.
– Aceite vegetal.
– Pimienta.
– Sal.

1.- Se limpian los filetes de chuleta de cerdo de grasa y de hueso si lo hay.
2.- Realizamos unos cortes no muy profundos, en rombo, en la superficie de la carne. Ésto hace que la carne no se encoja y que la cocción en el interior del rebozado sea más uniforme.
3.- Batimos un huevo en un plato, y ponemos en dos platos más harina y Panko (Pan rallado japonés de textura más gruesa que el que empleamos aquí)
4.- Salpimentamos al gusto por ambos lados los filetes.
5.- Pasamos por harina, retirando el exceso.
6.- Remojamos los filetes con el huevo batido.

7.- Rebozamos los filetes en el Panko. Si queremos que el rebozado quede más grueso podemos repetir el punto 6 y 7.
8.- En una sartén añadimos aceite vegetal, y calentamos hasta que tenga una temperatura alta, sobre unos 175-180 grados.
9.- Freímos los filetes hasta que se doren vuelta y vuelta, así la carne quedará blanda y jugosa. Una vez que hemos introducido los filetes en el aceite y se ha “sellado” el rebozado, bajamos un poco la temperatura del aceite, aproximadamente a 160 grados, para que no se queme el rebozado

10.- Retiramos de la sartén. Escurrimos el exceso de aceite en un papel absorbente, o colocamos los filetes encima de una rejilla.
11.- Cortamos los filetes en tiras para que se puedan comer con palillos y rociamos con un poco de salsa por encima.

* Tradicionalmente se acompaña de col cortada en juliana, que previamente debemos de poner en agua muy fría para que se rebaje un poco el fuerte olor de la col. Con ésta juliana incorporada al plato, acompañamos los filetes de cerdo.

* Aunque yo en este caso, y dado que estoy bastante “frutero” en las ensaladas, lo he acompañado de una ensalada de canónigos, rúcula y brotes tiernos de lechuga, con trozos de naranja y tomates Cherry amarillos. Aderezado todo ello con vinagre balsámico a la manzana, un chorrito de aceite de oliva virgen y semillas de sésamo tostadas.

* Personalmente me encanta dejar los filetes macerando 10 minutos con Sake, previamente al paso nº4. Recordad que antes de salpimentarlos y pasarlos por la harina debemos secarlos con un papel absorvente.

Salsa Tonkatsu

1/2 Taza de salsa Wostercershire.
1/4 Taza de Ketchup.
1/4 Taza de Shoyu. (Salsa de soja).
1/4 Taza de azúcar.
1 Cucharada de mostaza.
1 Cucharadita de pimienta molida.

En un bol pequeño, incorporar la salsa Woscestershire, el ketchup, el Shoyu y el azúcar. Cocer a temperatura baja sin dejar de remover, hasta que se reduzca aproximadamente una quinta parte. Entonces, añadir la mostaza y la pimienta molida. Removerlo para disolver bien la mostaza y dejar enfriar a temperatura ambiente. Podemos conservarla una semana en el frigorífico.

Rápida y fácilmente podemos nosotros mismos, preparar nuestra salsa Tonkatsu, incluso, adaptándola a nuestro gusto particular.